14 sept. 2007

Verano cinéfilo.

He llegado a la conclusión a mis años que si voy al cine es para no pedirle demasiado a una película e ir dejándome de hostias, porque la entrada son 6€ e internet nos lo pone todo muy fácil. Si quiero ver películas españolas con niños y guerras civiles o Iraníes con desiertos y tanques para eso ya tenemos las madrugadas de La2.
Este verano he visto todas las películas ligeras que he podido, ya sea solo en un cine lleno de niños cojoneros o convenciendo a alguien inocente diciéndole que los americanos si que saben hacer buenas películas. Veamos pues.

Son 4, son fantásticos y siempre salen juntos en las fotos. Esta 2ª parte se centra en la boda de la rubia y el hombre elástico, lo demás aunque sea la destrucción total de la tierra o que Silver Surfer aparezca cargándoselo todo es secundario.


La 1 y la 2 eran buenas hasta aquí todos de acuerdo y aunque esta no lo es tanto todos los freaks la han puesto a bajar de un burro. Demasiados personajes y no pocos conflictos de por medio para una película que ha de ser simplemente entretenida y poca cosa más. Venom mola.

De largo la peor película del niño consentido inglés este. Esta entrega no sólo no explica nada nuevo sinó que aburre más que la 2ª y la 4ª película juntas. Que se lo carguen ya por favor.




El globo se va deshinchando poco a poco pero aún le queda aire. Mas que nada es que ya no sorprende tanto como la primera, no es que no sea una buena película. Si le dieron un Oscar a Angelina Jolie ¿porqué no se lo dan al asno y al gato?


Me temía lo peor porque soy muy fan de Homer y Milhouse pero al final nada que objetarle, se nota que se la han pensado 14 años. Es tan divertida como la serie normal de Antena3 aunque esta vez es el triple de larga y sin 15 minutos de anuncios de por medio. El cerdo es genial.



La mejor trilogía de acción de este siglo y de parte del otro. Un no parar de perseguirse durante toda la película que te deja sin ganas de comer palomitas. Matt Damon pone cara seria pero almenos en el momento que toca.



Es mala hecha a posta, solo por eso ya vale la pena verla. Ya veríamos si otro director la hubiese hecho mejor que Robert Rodríguez. Bueno, quizá Alex De La Iglesia.





Lo que pasa cuando no tienes expectativas es que fácilmente te las superan. Divertida y simple para que la entienda hasta el niño más tonto y extrañamente bien dirigida por el director de la fatalosa La Isla. La película del verano 2008 sin duda.



El terror de las Compañías de seguros ha vuelto. Como siempre, lo pillan totalmente desprevenido en medio de un apagón tecnológico pero hay que tener muchos huevos para detener a Bruce Willis y más si secuestras a su hija. No hay quien pueda con él, espero que sea así por muchos años.

No hay comentarios: